jueves, 16 de febrero de 2017

Algunos ejemplos útiles para comprender mejor nuestros pensamientos

El otro día estaba escuchando un audio-libro de W. Dyer y daba unos ejemplos muy interesantes y fáciles de asimilar. Ya sabemos que el pensamiento es algo que funciona continuamente quieras o no, la mayoría de las veces con repetición, otras parece que tenga un automático para darnos solo malas impresiones y peores sensaciones, esto es así para casi todos nosotros, hubo un tiempo en que según decía mi abuelo, era imposible dominar el pensamiento, y fue con esta idea loca que de algun modo se consiguió que las personas sufrieran el acoso de dicho pensamiento en deterioro de su salud física y mental, hoy en día somos muchos los que no solo sabemos que si se puede dominar y reeducar el pensamiento, si no que además podemos servirnos de el para mejorar toda nuestra vida, eso si, solo la nuestra, ya que cada uno es libre de pensar como quiera o pueda.
Aquí va el ejemplo del doctor W. Dyer : A una persona le dan un millón de euros o dolares, (es igual la moneda que sea) Esta persona se va contenta y feliz a gastarse el dinero, entra en una tienda de muebles y ve una mesa horrorosa, y la compra, luego ve un cuadro y una lampara muy feos y los compra, y así hasta completar los muebles de su casa con todo lo mas horrible que había encontrado para comprar, se gasta casi todo el dinero y se va a su casa. Cuando llega a su casa se echa las manos a la cabeza diciendo, " Me he gastado todo el dinero en cosas horribles que me desagradan y no me hacen feliz...¿Cómo es posible ser tan tonto ?
Explicación : Tenemos un intelecto, un cerebro maravilloso y,¿ Que hacemos con el?. Lo llenamos de pensamientos horribles que nos sirven solo para amargarnos la vida, estar enfadados, sentirnos frustrados, y esto en el mejor de los casos, en los peores casos sirve de venganza, odio, soledad, enfermedades y rencores sin fin, que hacen de una vida un verdadero infierno. Tenemos el arma perfecta para ser lo que hemos decidido ser, y ese arma se llama pensamiento, nadie puede cambiar, mejorar, empeorar o anular el pensamiento ajeno, esto es algo a nivel individual, así como se piensa se atrae lo pensado, ya sean personas o casos y cosas, no sean como mis abuelos, ellos no sabían de estos cambios, nosotros si sabemos y lo mínimo que podemos hacer para querernos mejor es tener la disposición permanente de un cambio a favor de una vida mejor.