miércoles, 28 de septiembre de 2016

Así lo pienso y así lo escribo

Noche sin sueño, aprovecho para escribir últimamente mi tiempo lo dedico a otras tareas, aunque eso de escribir lo adoro, puedo contar historias o mis inquietudes, sinceramente me ayuda mucho, escribo como hablo, claramente sencillamente y sobre todo muy francamente, hoy he leído en un comentario y no ha sido la primera vez, que hay muchas personas incapaces de entender el porque Dios permite tantas atrocidades, guerras, violaciones, maltratos y catástrofes de todo genero, luego la culpa de todo es de Dios,
que según parece no hace nada aunque muchos le rezan, hacen penitencia y bla, bla, bla.     Sería muy larga de explicar mi teoría sobre esta cuestión así que me limitare todo lo que pueda. Lo primero es que los humanos tenemos eso que se llama el libre albedrío, y ahí Dios no puede ni debe intervenir, luego estamos dotados de una inteligencia superior que no todos desarrollan, igualmente tenemos la posibilidad de amar, sentir amor y crear amor de muchas formas y maneras, el sentimiento del amor también lo tienen todas las criaturas vivas, al igual que el del sufrimiento. Los bebes cuando nacen no saben de maldad ni de nada que no sea el amor recibido mediante los nueve meses del embarazo, a menos que el embarazo haya sido indeseado y se odie al bebe antes de su nacimiento, nada indica que dicho bebe al crecer sea mala persona o buena, es luego posteriormente cuando se instalan las semillas del rencor, el odio y el menos precio a la vida, según como sea iniciado a la vida el niño y educado, la sociedad esta creando monstruos y lo sabe, pero la sociedad somos todos, de igual manera que todos somos responsables de lo malo y lo bueno del planeta. Vivir pensando en el dinero, criticando y con claros discursos de venganza hacia quien sea, no ser responsables de las vidas que Dios no dejo prestadas (nuestros niños) es más que suficiente para crear personas malvadas, que a su vez crearan gentes peores, es una cadena infinita de la cual Dios ni tiene culpa ni es responsable, en cuanto a las enfermedades, revisemos todo lo que comemos, bebemos, fumamos y tomamos en general antes de tener hijos y durante el embarazo, ahí podemos ver muchas causas de enfermedad insospechadas, comer sano es tan necesario como respirar, al menos si queremos tener una buena salud, los aparatos eléctricos, todos, son nocivos para la salud y para los niños más todavía. Habría que revisar también muchas creencias religiosas que son altamente nocivas para tener un mundo mejor, y acabo, por qué no quiero aburrir a nadie. Yo no soy religiosa ni del derecho ni del revés, las religiones no van con mi forma de pensar y sentir, y aún así creo que si hay un Dios, del mismo modo que estoy segura de que Él no tiene ni culpa ni responsabilidad alguna de las atrocidades mundiales sean las que sean, el amor incondicional es gratis y crece más que el arroz y las lentejas, en vez de quejarse, siembre amor incondicional es mucho más efectivo, el perdón también es gratis, en vez de odiar siembren el perdón su salud mejorará y la paz mundial se acercará, son solo dos cosas simples de hacer, de enseñar a sus hijos, nietos, sobrinos y niños del mundo, de ahí sacaran como provecho lo más difícil de conseguir, la humildad.
Gracias por leerme un cariñoso saludo lleno de paz y amor incondicional.