domingo, 4 de enero de 2015

Los propósitos para el nuevo año...que casi nunca se cumplen¡¡¡

Vamos a ver cuantas veces me he propuesto, dejar de fumar, hacer dieta, hacer ejercicio, aprender un idioma...y un montón de cosas más que al final nunca las he cumplido, sigo fumando, no hago dieta, ejercicio hago menos de lo que me propuse, y no he aprendido ningún idioma nuevo, quizás por estas poderosas razones desde hace unos cinco o seis años ya no me propongo nada que no sea factible, que me guste y que por lo tanto no suponga ningún sacrificio y mucho menos ese sentimiento de culpabilidad al acabar el año con las mismas ganas de cumplir lo prometido que los años anteriores. Hace seis años me dije a mi misma que si no me obligaba ha cumplir un propósito seguramente lo cumpliría y desde entonces mis prioridades han cambiado, ya no me lleno la cabeza con lo que pueda o no pasar dentro de unos meses, si voy a estar más gorda o delgada, si voy o no a tener dinero, y desde luego que nunca pido trabajo, en años anteriores pedí trabajo y llegó...pero sin que me pagaran por trabajar, ahora pido una ocupación que me apasione y me de abundantes entradas de dinero, peso lo mismo desde hace seis años y, bueno me sobran unos kilos, pero yo me veo divina, así que mi único propósito es el de ser cada año más feliz que el anterior, y hasta ahora lo he conseguido, no dejo de fumar porque me gusta y no pienso en lo que puede o no hacer daño, si no en lo que puede hacer mucho bien (si lo se,
es contradictorio) y se puede hacer mucho bien cuando se esta bien, de hecho es la única forma de hacerlo, ya sabes has el bien y no mires para quien. Este nuevo año para mi empezó con un fuerte catarro, no pude comer las uvas, el 1 de Enero se me inundo el cuarto de baño y tuve un par de percances más, ¡Caramba! pensé este año viene con fuerza, me senté en el sofá y me reí mucho de lo ocurrido, he descubierto una entrada de agua que no sabia que estaba, mi baño esta reluciente y yo me he mimado mucho estos días, además no me he aburrido ni un solo instante, es lo que se llama un comienzo con anécdota incluida. Ya te contaré si este año soy más feliz que el anterior, aunque el listón esta muy alto, y tu como piensas pasar el año?