viernes, 5 de julio de 2019

Aléjate de quien te hace daño...

En la mayoría de las frases que podemos leer de auto-ayuda, suelen decir esto, solo aléjate de las personas que te hacen daño, te hieren, te critican, te menosprecian, te hacen sentir mal en general, y que casualidad casi todos tienen gente de esta a su lado, y si una se va vienen otra peor...¿ Por qué sera?. Somos nosotros mismos los que atraemos a esas personas, si nosotros, con nuestros pensamientos, con nuestros miedos y falta de seguridad, no basta con alejarse de una persona nociva para estar bien, estaremos rememorando una y otra vez el daño que nos hizo, y de ese modo atraeremos otra persona igual o peor. El 90% de las personas no son capaces de dominar sus peores pensamientos ni mucho menos su victivismo, eso hoy en día es casi la única manera de llamar la atención sobre uno mismo, contar sus miserias, dolores, enfermedades y desgracias para seer consolado, escuchado y sentirse el eje de ese momento, solo que haciendo esto cada vez se está peor, hay tal cantidad de palabras, hechos y pensamientos, lúgubres, insanos e inapropiados, que todos padecen del mismo mal. No se toman un segundo para pensar en cosas mucho más amables, saludables, en tomarse el tiempo de ser, simplemente ser agradecidos con la vida, si estas enfermo, no pienses en la enfermedad, piensa en la curación y agradece poder curarte, simplemente deja de pensar en lo que te pueda lastimar, solo si tu quieres y lo permites, tendrás siempre, siempre personas toxicas junto a ti, ellas están para que tu aprendas a tener fe en ti mismo, confianza y fuerza suficiente para encontrar tu sitio, tu lugar, así pues, en vez de lamentarte por esas gentes, agradece, aprende y veras como quien se aleja de ti son ellas. No hay edad para aprender, ni tampoco para cambiar de modo de pensar, hay un refrán que dice " Solo los imbéciles nunca cambian de opinión"

lunes, 15 de abril de 2019

La voluntad...

Se dice que una persona es voluntaria, voluntariosa, o que solo tiene voluntad, y lo dejamos ahí. Reflexionamos muy poco sobre que es en realidad la voluntad, es un rasgo, una cualidad, algo que tenemos todos o solo unos pocos, nada fácil de saber, lo que si sabemos que la voluntad nos falla cuando hacemos dieta, o fumamos o nos drogamos o nos emborrachamos o inclusos cuando hablamos demasiado, la voluntad, decimos que nos falla,quien tiene fuerza de voluntad puede conquistar mundos..o no?.
Y resulta que todos la tenemos, la voluntad propiamente dicha, solo que no le damos el lugar que le corresponde, ya que teniéndola poseemos la mitad segura de la fuerza necesaria para llevar a buen puerto nuestros sueños, metas, inicios y desafíos, la otra mitad la pone la fe que tengamos en nosotros y nuestros planes. La voluntad viene de nuestro cerebro, de la capacidad que tengamos para dominarle y hacer que solo prevalezca aquello en lo que pongamos nuestra voluntad. Nada fácil esto, nuestras voluntades están dominadas por todo lo exterior y mientras así sea no podremos ser dueños de nuestros, sueños, vida, o destino. Nos hemos vuelto tan previsibles y automatizados, que tan solo existimos para ver tele, comer, dormir, trabajar y quejarnos. Una pena, hay mucho más en una vida, hay libertad de elegir como vivir, hay metas y sueños que valen la pena, hay una felicidad constante latiendo cada día perdida en el fondo de todos aquellos que tienen miedo de poner en marcha su fuerza grande, grande, la voluntad.

miércoles, 27 de marzo de 2019

Y Dios, ¿ Donde está ?

Es una de las preguntas más frecuentes cuando suceden desgracias, ¿Donde estaba Dios?...Tu que crees, algunos dicen que no miraba, otros que no lo entienden, otros que no existe y yo me pregunto, es normal echarle en cara a Dios todas las desgracias del mundo, cuando solo nos acordamos de Él en situaciones límite??? Esta pregunta va sobre todo a los muy creyentes, muy católicos, muy religiosos, ellos simplemente dirán que era la voluntad de Dios. Yo sigo preguntando donde está la buena voluntad de las gentes, y poco importa en que Dios crean. Cuando pisas a otros para obtener los logros deseados, cuando criticas sin piedad a quien crees tiene algo más que tú, cuando en vez de dar la mano para ayudar pones el pié para que caiga antes, y cuando ayudas y siempre lo estas echando en cara en vez de olvidarlo, cuando en vez de perdonar juzgas y castigas, cuando robas a un amigo de forma discreta para tu bien estar, cuando mientes por miedo a la verdad, y cuando condenas a los otros en vez de mirarte al espejo y ver todas tus faltas, errores y maldades. Puedo seguir la lista es infinita. Tenemos el libre albedrío desde que somos humanos, no hay ningún Dios responsable de nuestros actos, desgracias, ruinas o enfermedades, si somos capaces de hacer, decir y sentir todo lo contrario de lo que ese Dios dijo en su tiempo, somos capaces hasta de negar el cielo en pos de cualquier ventaja física, económica, profesional o prestigio social, eso no es ser creyente, eso no da ningún derecho a pedir cuentas a nadie, inclusive Dios. No creo en ningún Dios castigador se llame como se llame, pero si creo en la maldad humana teñida de hipocresía y falsas promesas, yo solo espero que de algún modo por remoto que sea, los humanos sean además seres humanos de verdad, sin falsos mitos, creencias ni dogmas, seres llenos de humanidad para el bien común...si lo sé soy una ilusa ¡¡¡